viernes, 19 de febrero de 2016

Porque la libertad es un poema... Y el orden un desaparecido...


- Descansá, estás en vacaciones... - me dijo Sofía.
Tiene razón, estoy en vacaciones.
Las vacaciones son para descansar, pasear, no pensar (¿no pensar???), disfrutar, hacer lo que a uno le gusta, en definitiva.
Hacer lo que a uno le gusta.
Escribir.
Leer poemas.
El poema es una forma de decir que nos alcanza a todos aunque lo haya escrito uno. Por eso me gusta. Porque es individual y colectivo. Porque dice lo que a uno le parece (o siente) escuchar.
Porque lo que dice un poema lo sintió un alguien, perdido en un tiempo, en un espacio, en una cultura, y lo sentimos todos, al mismo tiempo, en todos los espacios, en todas las culturas.
Un poema...
El poema de José...
"Sé que algún día dejaré de pertenecer al mundo
y nunca más podré escribir
ni hacer el amor
ni disfrazar la naturaleza con un poema
ni viajar en los libros
ni exponer mis ideas.
Por eso es que en este poema dejo mar, cielo y luna
mariposas, besos y sirenas
y me dejo a mí
porque cuando muera seguiré viviendo en estos versos"
Eso escribió José cuando tenía 13 años, en 1968.
Diez años después fue desaparecido por la última dictadura militar argentina.
Por eso no puedo descansar.
Porque José era más chico que Ceci cuando escribió este poema y lo "desaparecieron" cuando tenía tu edad, Sofi...
Porque hoy, y aunque nadie lo vea, hay millones de José en el mundo desaparecidos por las dictaduras económicas.
De las que nadie escribe porque las dictaduras económicas son más "civilizadas" que las dictaduras militares. Porque las dictaduras económicas son las que mantienen el "orden".
Por eso no puedo descansar, Sofi...
Porque siempre preferí la LIBERTAD al orden...
Porque la libertad es un poema... Y el orden un desaparecido...
Porque con la detención de Milagros Salas (para el "orden económico"), y la anulación de nuestro derecho a expresarnos (por el "orden social"), empieza un período al que le tengo miedo...
Porque con quitarle el derecho de Nuestras Madres de armar su lugar en la Plaza como todos los jueves (por el "orden local") y con el invitar a Barack Obama el 24 de marzo... ¿en serio... el 24 de marzo?? ¿NUESTRO día de recuerdo a los desaparecidos, de recuerdo, por la memoria, la verdad y la justicia???) (para mantener el "orden mundial", por supuesto).
Hoy, mientras los amantes y seguidores del orden, descansan en playas paradisíacas que les muestran por TV, o disfrutan de lo que "alguien" les dijo que era disfrute...
Hoy, yo, amante de la libertad, elijo leer y escribir bajo la luna...
Porque no le tengo miedo al orden, por mi (fijate que ni me cambién el nombre en el facebook). Porque frente al orden, yo no quiero caretas, yo voy a dar la cara. Porque quiero la libertad tuya, Sofi, de mis hijos, de mi nieto, de los Josés pequeñitos que hoy están escribiendo un poema porque sienten que hay un intento de mundo ordenado que no los entiende...
Primero la libertad, Sofi... Y EL AMOR... para descansar, es demasiado larga la eternidad...
Te amo. Tu mamá.

ROXANA LAURA RONQUILLO
19 de febrero de 2016

martes, 27 de octubre de 2015

Todas las calles
se pierden en esa esquina
ahí donde las voces de la noche
juegan a evadirse…
A desaparecer entre las sombras…





Somos muchos
desde distintos ángulos
de diferentes rostros
que buscamos dar voz
a aquellas voces que calló la injusticia cotidiana.
A las identidades ocultas
por el prejuicio de la capucha puesta
y el goce de la noche.
A aquellas voces ahogadas por no encontrar palabras
por llorar en silencio
hacia adentro del alma
una muerte de la que nadie supo por las noticias.
No.
Nadie publica sobre esa muerte… la muerte del pobre…
del “malo”… del “delincuente”… del “otro”…
Nadie publicó sobre esa muerte
ni sobre las voces que la sobrevivieron…
(No era comercialmente rentable … ni “socialmente conveniente”…)


domingo, 13 de septiembre de 2015

crear... recrear

En el hueco profundo de un pasado nacen todas las historias posibles. Las lagrimas. La risa. La fe y el desencamto. Las rabias. Los espacios de nada. Las voces. Los silencios. Los miedos mas absurdos, las valentías  ilógicas... Y nace el ser que somos, dualidad y misterio.
Elegimos. Cada dia elegimos recrear las opciones que sin saber creamos.


sábado, 4 de abril de 2015

Respuestas...

"Parecía especializarse en causas perdidas.        Perderlas primero y después largarse atrás como un loco"     (Julio Cortázar - Rayuela)             


... Y hespero, Holiveira, que un día despiertes, que comprendas que el dejarse llevar es la respuesta a todas tus preguntas, a tu monólogo metafísico que te facilita estar solo, protegido, quién sabe de qué.
Ya será tarde, lo sé.
Yo me habré ido, dejándome llevar, mientras espero que comprendas de una vez por todas que la vida es eso: no un tiempo, no un lugar, es uno, uno mismo con lo que es, con lo que pierde buscando su lugar en un mundo que en realidad no existe.
Sabía que lo nuestro es así, sin historias, sin tiempo, porque es la respuesta a todas las preguntas, la completud del ser, la Vida más allá de la vida...
Pero, Holiveira, mientras no quites la mirada del hombligo turbulento de tu mundo, nada puedo mostrarte, nada hará que lo entiendas.

                                          LA MAGA

sábado, 14 de febrero de 2015

MÁS ALLÁ DE LOS CIELOS


“Cuando suficientes Semillas estén despiertas, liberadas del miedo y de otros aspectos negativos del tercero y cuarto nivel de conciencia, las semillas del quinto nivel podrán brotar dentro de la humanidad y formar un Todo”.

Allá abajo, en el valle,
soledad y silencio.
El sonido del viento
ahuecando las rocas y los bosques.
Entre el cielo y la tierra,
un espacio de nada.
Y esa nada esperando
que saltara al abismo.

Miró, entonces, el valle.
Miró, entonces, el cielo.
Abrió la boca. Un grito
atravesó montañas transportado en el eco.
Y desplegó sus brazos
y unas alas gigantes se fueron extendiendo
hasta mutar su piel
en un plumaje oscuro.

Ya convertido en cóndor
se arrojó hacia la nada,
que lo estaba esperando
como esperan las cosas de la naturaleza:
con ciclos repetidos y tiempos sin relojes,
sin minutos, sin prisas.
Y atravesó, volando, espacios conocidos.
Su alma había ascendido
Más allá de los cielos.

ROXANA LAURA RONQUILLO

Año 2008


jueves, 5 de junio de 2014

Así soy yo...

Nacida en Argentina (metafísicamente creyente que eso se elige desde antes de ser gestado). Roxana por elección de madre, Laura por elección de padre, Ronquillo y Pagano y Moyano y Di Marzo por herencia de abuelos obstinados forjadores de futuros imposibles. De sonrisa indómita, profunda de ojos, filosa de lengua, llorona irremediable, vergonzosamente gritona, complicadamente simple, rebelde de cabello y de ideas, menuda de cuerpo, claustrofóbica inquieta en todos los sentidos, viajante incansable entre los mapas de las cuatro paredes de mi cuarto. Docente por naturaleza, errante por profesión. Lamentablemente ingenua, perdidamente libre, de mente voladora sin esperanzas de poder cambiarlo. Adicta a la alegría y a las bebidas cola. Bullente de palabras, bailarina frustrada y cantante aulladora de las noches de luna. Laberínticamente incomprensible. Amiga y enemiga de hierro. Adoradora del mate, los libros y las buenas películas. Buceadora en los pensamientos, errante en los cálculos y desconfiada de las exactitudes. Cuestionadora de conceptos, rompedora de paradigmas (y otras cosas). Feroz profanadora de las tumbas sociales. Pie pequeño en busca de valles encantados.

 ROXANA LAURA RONQUILLO


viernes, 10 de enero de 2014

Bailar bajo la lluvia...

Las gotas comenzaron a caer, suaves y parejas. Le acariciaban el rostro, el cabello, rodaban por sus labios como ella imaginaba, soñaba o esperaba que lo hicieran las yemas de sus dedos...
La lluvia siempre había marcado los momentos de cambio de su vida. Los más sublimes, los más desconcertantes, los que no quería, los que la encontraban desprevenida y parada en un lugar seguro que nunca era tan seguro... Por eso, la lluvia era la bienvenida a sí misma, a su niña interior que se ponía las botas y saltaba feliz entre los charcos de lágrimas de su alma y de su almohada...
La lluvia, con sus rayos y truenos... La noche... Un desconcierto... Una ilusión.. Una mujer renaciendo, dejándose llevar, entre sueños y miedos, y feliz de danzar, una vez más, en brazos de la tormenta...

ROXANA LAURA RONQUILLO
10/01/2014