viernes, 5 de junio de 2009

Por siempre... para siempre

Por siempre... para siempre
(Disfrutar la sombra de lo efímero)

He seguido tu sombra
vagando por tu lado más oscuro.
Has seguido mis pasos
perdiéndote en mi laberinto interno.
Y aquí estamos,
veleros naufragando sin brújula, ni guías.
Y aquí estamos,
perdidos,
cuerpos a la deriva,
inventando un minuto sin relojes,
moldeando algún espacio privadamente nuestro...

Has cambiado de rumbos.
He burlado mis tiempos.
Pero siempre logramos reencontrarnos
en alguna penumbra conocida,
lejos del mundo al que llaman real,
lejos de toda lógica
y de cualquier atisbo de razonamiento.

No sé cuándo.
No imaginas dónde.
Ni el cómo, ni el por qué de nuestra cita.
No elegimos horarios.
No convenimos fechas.
Nos esperamos como la Tierra aguarda
las estaciones, las mareas, los vientos.

No hay promesas.
No hay eternidades.
No hay palabras, ni tampoco silencios.
Una mirada que va directamente al alma.
Una sonrisa cómplice de cielos.
Y allí nos descubrimos,
ávidos del abrazo
que nos une por siempre,
para siempre,
en un fugaz momento.

ROXANA LAURA RONQUILLO
Publicar un comentario