sábado, 7 de febrero de 2009

El error


El error nació en el límite preciso entre un sí y un no... En el instante exacto en que su mano se aferró a la de ella deseando eternizar ese contacto.
Fue cuando su cabeza y su corazón decidieron caminar por separado, por no lograr consenso favorable a ambos.
Duele... Duele el error en el alma. Duele en el cuerpo. Duele con lunas y con soles. Hace de cada día una agonía. Duele el vacío de sus pasos ausentes y el hueco de su mano, que ya alcanzó otra mano, en algún límite, preciso o impreciso, entre un sí y un no...
Roxana Laura Ronquillo

21 comentarios:

Fernando Cordero dijo...

Casi siempre, y es verdad, cuando cometemos un error, nos encontramos en ese limite entre el si y el no que la mayoría de la veces no sabemos distinguir.
Si que es cierto que ese limite es variable entre unas personas y otras, eso hace que lo que aquí ha sido un no allá ha sido un si.
Un abrazo, Roxana.

el Rafa dijo...

“en algún límite, preciso o impreciso, entre un sí y un no...”
Me gusto esa frase, cuanto podría hablar yo del dolor… de manos que alcanzan otras manos…
Buen texto.
Beso.

Carlos dijo...

Primero hubo un si y mas tarde hubo un no… ¡Pero!,… lo que paso durante el si y el no, nadie les podrá quitar lo bailado…
Besos pequeña margarita del si y el no

LUZ dijo...

yo tuve varios errores como ese, pero hay uno que me sigue doliendo en el alma.

Hermoso lo que escribiste.

Ro dijo...

Hola, Fernando!
Sí, yo creo que la vida nos enfrenta constantemente al límite (o la elección) entre el sí y el no. Y cuando nos sale bien, nos salió bien. Y cuando nos sale mal, lo vivimos como un error doloroso. No obstante, hay errores de los que uno no se arrepiente nunca, y otros que nos sirven para aprender. Y creo que también nos enseñan a conocernos, a ver cómo reaccionamos y cómo reacciona el otro frente a una misma situación, cómo siente cada uno, como vos decís, algo que para uno puede ser un sí y para otro un no...
Un cariño.
Ro

Ro dijo...

Rafa... hola!!!
En general, cuando escribo (sea ficción o realidad) escribo lo que siento... como lo siento... y muchas veces descubro que eso mismo, en algún momento le ocurrió a mucha gente, o que mucha gente compartió ese mismo sentimiento en algún momento de su vida (aún frente a una situación distinta)... Y eso es bueno, porque uno descubre que jamás está solo aunque se sienta solo y perdido en un mundo difícil...
Un gran abrazo...
Ro

Ro dijo...

Graaaciaas, Carlos!!!
(Por lo de "pequeña margarita del si y el no... me encantó)
Y no sólo que nadie les podrá quitar lo bailado... sino que con el tiempo, siempre el dolor pasa, y todo queda como un hermoso recuerdo...
¡Hay que animarse a vivir...! (¿Qué autor decía eso de "atreverse a reír con toda la risa y llorar con todas las lágrimas"...?... Bueno, pues ¡esa es mi filosofía de vida!
Un abrazooote.
Ro

Ro dijo...

Hola, Lucecita...
De ese error que te sigue doliendo permitite (como le "tomé prestado" ni siquiera sé a qué autor... ya lo averiguaré) "llorar con todas las lágrimas"...
Por cada lágrima presente, la vida te regala una sonrisa futura (cuando estés preparada)... Y no lo digo como palabras lindas... Lo digo por mis propias vivencias personales... Yo me equivoqué mucho, sufrí mucho, aprendí mucho (hasta perdí las esperanzas...) Y la vida siempre me regaló una nueva oportunidad de ser feliz...
Un fuerte, fuerte, fuerte abrazo...
Ro

Albano Barrufaldi dijo...

Concepto equivocado o juicio falso.
Acción desacertada o equivocada.
Cosa hecha erradamente.
Vicio del consentimiento causado por equivocación de buena fe, que anula el acto jurídico si afecta a lo esencial de él o de su objeto.
Diferencia entre el valor medido o calculado y el real.
Creer que todo es para siempre.

Minombresabeahierba dijo...

Duele el error en el alma...ah pero tantas veces no nos damos cuenta..y despues ya es tarde, besos

Ro dijo...

Barrufa...
¿Y por qué aceptamos todas las definiciones y no podemos dejar de creer que todo es para siempre...?
¿Ehhh?
Un beso.
Ro

Ro dijo...

Hola, minombre...
Y...
Después, cuando nos damos cuenta y ya es tarde, no nos queda otra que aprender por la fuerza algo que antes no vimos...
Aún así, errores propios son mejor que opiniones ajenas ¿o no?
Un abrazototote.
Ro

Briks dijo...

claro que los errores duelen y lastiman

pero yo, que he vivido regido por el método del "ensayo - error", agradezco aquellas gloriosas pifiadas que me han traído hasta este maravilloso "acierto" que me sonríe a diario, camina a mi lado y responde mis caricias,

je

Ro dijo...

¡Qué lindo lo que decís, Briks!
Reconocer y valorar el "acierto" después de los errores...
A mí me pasa lo mismo... Como dice Francisco Luis Bernárdez:
"Porque después de todo he comprobado
que no se goza bien de lo gozado,
sino después de haberlo padecido.
Porque después de todo he comprendido
que lo que el árbol tiene de florido
vive de lo que tiene sepultado."
Te felicito y que sean muy muy muy felices...(zas, me salió mi costado maternal... ja ja ja)
Ro

edgardo pareta dijo...

Hola Ro, me encantó este relato, seguiré leyendo. saludos

Minombresabeahierba dijo...

Dice un dicho inglés: "Sólo se posee lo que se ha perdido".

Y si, normalmente se aprende a los golpes, por eso algunas sugerencias de quienes han vivido suelen ayudar.
besotes

Macedonio Strangiatto dijo...

Herrare umanum est...

Qué sutil estoy!.Como un caballo en harper's Bazaar.

Ro dijo...

Gracias, Edgardo... Paso por tu blog...
Ro

Ro dijo...

Hola, Minombre...
Sí, también es un aprendizaje el saber escuchar a los demás...
Un beso.
Ro

Ro dijo...

Ja ja ja... Macedonio: Habrá querido decir "centauro"... queda más sutil que "caballo"... Ja ja ja
Un beso grande.
Ro

VdeUve dijo...

Precioso... (No necesito añadir más)

V.