miércoles, 25 de noviembre de 2009

SÓLO VOS SABÉS CUÁNTO


Entre mi cuerpo aflora tu sabor agridulce,
laberinto de ayeres sin ansias de futuro.
Después de tu sonrisa, ya nada será igual,
y tu sonrisa
jamás será la misma sin mis labios.
Los presentes se vuelan
y no puedo quejarme de todos los presentes que me diste,
alma de niño, corazón de pájaro.
El olvido no existe,
tan sólo se transforman los recuerdos
que navegan ociosos buscando liberarse.
Mis ritos cotidianos
contienen un fragmento de tus ritos,
y en mis espejos
la soledad no es más que un holograma.
El amor nunca muere,
el amor se recicla, se transforma,
y deshace los nudos que amarran nuestra vida al egoísmo.
Por eso, sólo vos entendés cuando puedo decirte que te quiero.
Por eso, sólo vos sabés cómo.
Por eso, sólo vos sabés cuánto.

Roxana Laura Ronquillo
Publicar un comentario